Fotos que hay que mirar dos veces. (o más...)






Uno va teniendo cada vez más, un ojo entrenado para seleccionar las fotos "buenas" despues de una sesión, en una boda por ejemplo, con 3.000 disparos más o menos, la selección tiene que ser muy ágil, cuestión de segundos.  Hay fotos sin embargo que merecen un segundo vistazo, esas que el verlas tu cerebro las descarta, pero hay algo que te hace volver atrás y rebuscar ese algo.  Esta imagen es una de esas, la hizo Alba, mi sobrina, tiene 12 años y es la "becaria" de lomaslindo.es   :)  supongo que la hizo sin intención, por casualidad, como muchas fotos buenisimas que salen de esa casualidad instintiva que tienen los grandes artistas, yo tuve que mirarla por segunda vez, mirarla dejando a un lado las reglas de la fotografía, esas que hay que conocer para romperlas cuando nos dé la gana... y quizás es que es una foto de mi hijo y me trasmite muchas más cosas, pero me gustó mi abrazo a Yago, me gustó las dos caras totalmente fuera de encuadre, pero dejando ver nuestros gestos, me gustó esa mano apoyada en mi pierna, y me gustó ese dedito investigador preparado para seguir descubriendo el mundo que le rodea...

¿Qué os parece? ¿He sido demasiado indulgente?? ¿Mi amor de padre me impide ver que la foto no merece el segundo vistazo??  ¿Os gusta??  ;)

4 comentarios:

  1. Para ser de "la becaria", está bastante bien... Yo hubiera pensado que era tuya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tengo que decir que la foto la he editado yo, algo si he puesto... ;)

      Eliminar
  2. Ese abrazo tranquilo y seguro que desde el padre envuelve al hijo.... esa eternidad es lo que captura para quien sabe echar "el segundo vistazo".
    Muy bonita.

    ResponderEliminar
  3. Es hermosa Carlos, transmite mucho.

    ResponderEliminar